La mercantilización a hombros de gigantes: la universidad pública española, de casa de citas a cueva de plagiarios

Os dejamos a continuación el artículo publicado por José Manuel Rodríguez Victoriano y Antonio Santos Ortega “La mercantilización a hombros de gigantes: la universidad pública española, de casa de citas a cueva de plagiarios”, publicado el 26/09/2018 en infoLibre

El texto se inicia con un diagnóstico alarmante: la universidad en el marco de la mercantilización neoliberal no sólo ha abandonado  su tarea de contribuir al desarrollo social a través del conocimiento y la investigación sino que,  más grave aún, ha propiciado – por acción u omisión – prácticas de corrupción  en su seno al permitir  generar beneficios privados en el seno de lo que los autores denominan como “cueva de plagiarios”.

Posteriormente, el artículo hace una pequeña revisión histórica para interrogarnos acerca del papel que jugó la modernización española de la universidad de la “transición/transacción” de las últimas  décadas del siglo pasado, diseñada más como una empresa económica que social, apoyada además en estilos y modos de trabajo de tipo más bien autoritario y escasamente democrático, impidiendo el desarrollo de  una universidad concebida como un ´bien común’ ciudadano, “con unos usos sociales en la docencia e investigación dirigidos a impulsar la igualdad de oportunidades y la democratización de los usos sociales del conocimiento”.

Los profesores Rodríguez y Santos diseccionan las nuevas prácticas docentes e investigadoras desarrolladas en el marco del  neoliberalismo universitario, toda  una retórica amparada en discursos como los de excelencia y calidad que acaban por convertir  al profesorado y al colectivo investigador en “empresarios de sí mismos”, reforzando aún más si cabe su situación de precariedad  laboral y aumento de la presión personal ante las tareas a realizar en un campo sumido en criterios de trabajo productivistas y bibliométrico que, entre otras cosas, acaba por desconsiderar la docencia.

En la última parte de su reflexión, ambos autores dirigen su crítica hacia el propio sistema de gobernanza universitaria que, reproduciendo dicho discurso  y prácticas de inflación productivista, credencialismo y promoción  a través de sistemas de evaluación y control de la carrera profesional, han acabado por devaluar la propia institución educativa, siendo los casos de corrupción a los que asistimos un elemento más de la estructura y modos de funcionamiento del capitalismo académico.

La pregunta es si aún somos capaces de resistir y ofrecer alternativas a esa universidad zombie, tóxica y mercantilizada que frente a dichas prácticas instaladas en el día a día de nuestras instituciones logre desarrollar una propuesta ligada al bien común, lo democrático, autónoma, etc.

Podéis  consultar el texto en:

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2018/09/30/la_mercantilizacion_hombros_gigantes_universidad_publica_espanola_casa_citas_cueva_plagiarios_87038_2003.html

Decálogo para una Nueva Ley Universitaria Consensuada con la Comunidad Universitaria

El colectivo Uni-Digna suscribe el “Decálogo para una Nueva Ley Universitaria Consensuada con la Comunidad Universitaria”,  al que se han sumado otros colectivos, organizaciones y grupos como: Redes por una Nueva Política Educativa, el Foro de Sevilla. Por otra política educativa, o Izquierda Unida.

Os dejamos a continuación la exposición del mismo:

Decálogo para una Nueva Ley Universitaria Consensuada con la Comunidad Universitaria

Este Decálogo pretende desarrollar una universidad pública entendida como servicio al bien común y a la sociedad, para contribuir a hacerla más justa, más sabia, más universal, más equitativa, más sostenible, orientada a la formación de personas creativas y críticas, con una elevada formación cultural, científica y profesional.

1.- GRATUITA: Establecer como objetivo la gratuidad de los estudios universitarios, priorizando en los de Grado. Garantizar, con carácter inmediato, que las tasas universitarias no sean superiores a las de las anteriores licenciaturas y la equiparación de los precios públicos en los postgrados a los precios vigentes en los grados.

2.- PLANIFICADA PÚBLICAMENTE: Planificación por la Administración de la oferta de plazas universitarias, acorde con las necesidades sociales y no sólo en función de la demanda voluble y temporal del mercado, configurando un mapa universitario que garantice, en la medida de lo posible, el acceso libre a la opción de estudios elegida a través de una universidad pública. No eliminando titulaciones necesarias, aunque haya menor número de alumnado. La creación de universidades privadas debe ser aprobada por la Conferencia General de Política Universitaria, en el marco de la planificación general de la enseñanza universitaria, y evaluarán su continuidad en función del respeto y cumplimiento de los requerimientos establecidos que garanticen una formación equilibrada en Ciencias y Letras y completa de grados y unas infraestructuras dignas.

3.- ACCESO LIBRE: a la Educación Superior sin pruebas de acceso generalizadas de carácter selectivo (“reválidas, EBAU, etc.”). En caso de limitación de acceso, éste se debería basar en la calificación obtenida en los estudios previos, normalizada por los centros educativos públicos.

4.- FORMACIÓN ESPECIALIZADA Y GLOBAL: Revisar el sistema de titulaciones, evitando supeditar su planificación a los intereses exclusivos de las empresas privadas, y garantizando también una formación global, polivalente, crítica, laica y científica de los estudiantes, para que en un futuro puedan reorientar su actividad profesional y puedan desarrollar los conocimientos adquiridos y su capacidad investigadora en la construcción de una sociedad más justa y mejor al servicio de toda la sociedad. Formando ciudadanos y ciudadanas críticos, capaces de intervenir activamente en el mundo y transformarlo. Con tiempos de formación y estudio que permitan compatibilizar estudiar una carrera con trabajar simultáneamente.

5.- BECAS-SALARIO: Sistema generalizado de becas-salario, no condicionadas a notas sino a situación socioeconómica, que posibiliten la plena dedicación al estudio de todo el estudiantado universitario sin depender de su familia, especialmente destinado al acceso de los sectores económicamente desfavorecidos. El estudio es una actividad socialmente útil, y por lo tanto debe ser retribuido, con sujeción naturalmente a responsabilidad en su desempeño, regulando a tal efecto la continuidad de los estudios universitarios.

6.- AUTONOMÍA Y AUTOGOBIERNO DEMOCRÁTICO UNIVERSITARIO: Defendemos una Universidad gestionada por la propia comunidad universitaria, superando los modelos gerencialistas centrados en costes y rendimientos. Potenciando la participación y la corresponsabilidad de sus miembros, mediante la toma de decisiones colegiada, la electividad de sus cargos y una gestión interna responsable basada en el trabajo en equipo, la corresponsabilización de la comunidad universitaria, la cooperación y la transparencia. Equilibrando la representación democrática de todos los sectores universitarios en los órganos de gobierno. Conversión de los Consejos Sociales en órganos de colaboración y control, por parte de la sociedad civil comprometida socialmente, respecto a la utilización de los recursos públicos en las Universidades y la orientación de los objetivos de las mismas hacia intereses sociales generales: la preservación del planeta y sus recursos naturales, la paz, la justicia social, la economía para el bien común, la igualdad de género…

7.- MEJORA DE LAS CONDICIONES DOCENTES Y DE INVESTIGACIÓN: Supresión de la contratación precaria (especialmente la figura de profesorado asociado y la doble vía de contratación laboral con menos derechos y mayor precariedad) y dignificación de salarios, dotando a todas las Universidades Públicas de recursos y personal suficiente para poder llevar a cabo una docencia personalizada y atenta al desarrollo académico, así como poder realizar una investigación rigurosa. Carrera docente e investigadora que valore la docencia y la renovación pedagógica tanto como la capacidad investigadora, y establezca un sistema, consensuado con los representantes del personal universitario, accesible y equitativo para acceder a la estabilización en el trabajo, así como las condiciones para la promoción. No utilizando la docencia para penalizar al profesorado que no promociona en investigación.

8.- FORMACIÓN DEL PROFESORADO: Formación didáctica inicial obligatoria, vinculada a la práctica en el aula, para el profesorado universitario novel de al menos 100 créditos: ser buen investigador/a es condición necesaria, pero no suficiente, para ser buen profesor/a de Universidad. Así como formación permanente sobre su propia práctica docente y las necesidades formativas, que se debe valorar y tener en cuenta en los procesos de promoción al mismo nivel que la actividad investigadora. Facilitar las condiciones y recursos necesarios para que la docencia pueda desarrollarse con metodologías activas y participativas, en pequeños grupos, seminarios y tutorías. Reducción significativa y efectiva de la ratioalumnado-profesorado (no superando los 20 estudiantes por gran grupo-clase).

9.- EVALUACIÓN PARA LA MEJORA: Evaluación que englobe todos los componentes universitarios (docencia, investigación, gestión, Administración y transferencia) y facilite información para mejorar en todas estas dimensiones, y no para la clasificación de las universidades en rankings. Evaluación de la actividad docente universitaria mediante intercambio y deliberación para la mejora y la autoevaluación, que valore la renovación y formación pedagógica del profesorado. Evaluación de la producción científica sobre la base de modelos de Ciencia Abierta u Open Science para el bien común y la paz, que fomenten el carácter social y colaborativo de la investigación, priorizando las publicaciones de acceso abierto, en consonancia con el mandato europeo “Horizonte 2020” y posibilite que la transferencia de conocimiento tecnológico y social sea de dominio público. Evaluación de la dimensión de compromiso social de la Universidad como agente dinamizador para la transformación social y la vinculación del proceso de formación universitaria con el componente de compromiso social con el entorno social en el que se desarrolla su labor.

10.- FINANCIACIÓN PÚBLICA: Garantizar un blindaje de la financiación pública de las Universidades Públicas de un suelo mínimo del 2% del PIB, que garantice la suficiencia económica y no obligue a depender de otras fuentes de financiación privadas que condicionen su independencia y rigor. Garantizar también financiación, con porcentajes del PIB similares a la UE, de la investigación básica y en todas las disciplinas, también las humanísticas, sociales y artísticas, las cuales generan las bases del conocimiento de una sociedad, aunque no sean inmediatamente aplicables o rentables para el mercado.

El grupo Uni-Digna se reunirá con Pedro Duque por la evaluación docente

Os dejamos  la noticia publicada en el periódico digital de la Universidad de La Laguna el 25/09/2018 (http://periodismo.ull.es/el-colectivo-uni-digna-se-reunira-con-pedro-duque-por-la-evaluacion-del-profesorado/) con texto de Jorge Martín Reyes, en la que nuestra compañera Esther Torrado, profesora de Sociología de la Universidad de la Laguna (perteneciente además a la Plataforma de Profesorado en Precario de la ULL) informa de la reunión celebrada por el colectivo Uni-Digna el pasado Sábado 22 de Septiembre.

En este artículo la profesora Torrado traslada al periódico las principales reivindicaciones del colectivo y trabajos futuros que impulsaremos: la necesidad de cambiar el sistema de evaluación y acreditación actual, asegurar la estabilidad del personal docente universitario, la necesidad de debatir a través de jornadas de trabajo académico, parlamentario, etc., la estructura que se están generando en torno a la producción científica en el ámbito del capitalismo académico y las posibles alternativas a dicho sistema.

¡CONTRA EL DESMANTELAMIENTO DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA EN EL CAPITALISMO ACADÉMICO!

¡Invitación a la próxima reunión del colectivo Unidigna!

Este próximo Sábado 22 de Septiembre, el colectivo Uni-Digna tendremos una asamblea abierta en la que pretendemos discutir y reflexionar acerca de las acciones posibles a preparar de cara a este nuevo año académico 2018/2019. Os dejamos la información más importante:

¿Dónde nos reuniremos?

La reunión será en Madrid, en la Fundación de Investigaciones Marxistas. Calle Luis Vélez de Guevara, 8, 28012

¿Horario de la reunión?

Inicio: 11:30

Finalización: 18:00

(habrá una pausa intermedia para la comida)

¿Qué contenidos se trabajarán?

  • Hablaremos y tomaremos decisiones respecto de asuntos como:
  • Dar mayor visibilidad al trabajo del colectivo Uni-Digna, buscando además sumar y unir fuerzas con otros agentes, grupos o colectivos sociales.
  • Difusión de una propuesta alternativa de evaluación pública y abierta de la actividad científica,  a través de Jornadas y encuentros públicos con la comunidad universitaria, grupos políticos, cargos de responsabilidad en el gobierno del sistema educativo, etc.
  • Elaboración de estrategias comunicación en redes sociales y a través de medios locales y estatales de comunicación (tv, radio, prensa…), así como de otros formatos en los que visibilicemos la situación de precariedad que vive la investigación científica y las consecuencias derivadas del negocio montado en torno a la generación de conocimiento vía publicaciones.
  • Valorar la posibilidad de otras acciones de intervención política, sea a nivel de calle, a través de la firma de manifiestos, o impulsando iniciativas de petición pública en la red o vía parlamentaria (Proposiciones No de Ley, firmas públicas de acuerdos con partidos políticos dispuestos a impulsar otro modelo de Universidad al servicio del bien común, Reales Decretos de Evaluación del profesorado universitario.

¿Quién puede asistir?

La asamblea es abierta y nos encantará que participéis del trabajo que vamos a impulsar durante este año, aportando además otras ideas que de seguro harán que poco a poco caminemos hacia una universidad realmente pública. !Te esperamos!

 

 

 

La estafa de las revistas científicas se acerca a su fin

Os dejamos un artículo publicado por George Monbiot y traducido por Francisco de Zárate publicado el 16/09/2018 en el diario.es (https://www.eldiario.es/theguardian/estafa-revistas-cientificas-acerca-fin_0_814368712.html).

En dicho texto se nos presentan las consecuencias científicas, éticas y políticas de los negocios multimillonarios relacionados con la generación de barreras de pago para el conocimiento y el trasvase a manos privadas de la ingente cantidad de investigaciones realizadas con dinero público. Una pregunta importante que nos podemos hacer es: ¿por qué gobiernos y universidades han permitido que se generase dicha situación, evitando además la difusión masiva y en abierto del conocimiento científico?

El autor nos sitúa ante un diagnóstico que deja bien a las claras la generación de oligopolios en la industria del capitalismo académico, y es que la mitad de la investigación realizada en el mundo es publicada a través de cinco grandes empresas: Reed Elsevier, Springer, Taylor & Francis, Wiley-Blackwell y la American Chemical Society. La estafa es absoluta: investigaciones cuyo alcance y difusión son controlados de forma privada, trayectorias investigadoras y profesionales que dependen de evaluaciones focalizadas en el número de papers y/o trabajos presentados en revistas de pago, cobro por derechos de autor levantando barreras de propiedad sobre conocimiento que debería estar al alcance de todos y de todas.

El autor partiendo de una situación personal, nos habla de la importancia de acciones como las impulsadas por Alexandra Elbakyan, científica kazaja que ha puesto patas arriba a una industria devenida en multimillonaria gracias a las barreras de pago para el conocimiento, al fundar en 2011 el rastreador web Sci-Hub para publicar artículos de acceso restringido (se calcula que unos 70 millones de papers han sido posibles de consultar). Se nos cuenta sus devenires legales convertidas en denuncias por parte de estas empresas multinacionales del conocimiento

También el trabajo recoge otras acciones impulsadas por la Biblioteca Pública de Ciencia, o investigadores como Stevan Harnad, Björn Brembs, Peter Suber y Michael Eisen quienes apuestan que la calidad científica de las investigaciones y el conocimiento generado no depende de las barreras de pago, muy al contrario acaba frenando su desarrollando. Como se señala en el texto, ahora que el sistema comienza a chirriar, los organismos de financiación estatal encuentran por fin el valor de hacer lo que deberían haber hecho hace décadas: exigir la democratización del conocimiento

Convocatoria Red mundial alternativa de Educación Superior e Investigación

El 25 de mayo de 2018, mientras se celebraba en Parí­s otra cumbre neoliberal relacionada con el proceso de Bolonia, «France insoumise» organizó un día de debates en la Asamblea Nacional titulado «Por una universidad europea insubordinada».

Después de este día, a la que contribuyeron muchos investigadores, académicos, estudiantes, activistas asociativos, sindicales y políticos provenientes de todos los horizontes y de diferentes países (Alemania, Argentina, Colombia, España, Francia, Grecia, Italia, Reino Unido, Suecia…), todos los participantes decidieron lanzar una convocatoria para la creación de una red mundial alternativa de Educación Superior e Investigación (ESI).

Su objetivo es triple: combatir, en todos los paí­ses y en todas partes, la implementación de polí­ticas neoliberales; federar y dinamizar las luchas locales, nacionales e internacionales, actuales o futuras; demostrar que las propuestas y programas de ESI alternativos ya están listos o en desarrollo.

Encontrás adjunto más abajo el texto de esta convocatoria, «Ciencia para todos, no por dinero», con la lista de los primeros signatarios.

Puedes firmarlo enviando un correo electrónico a pol@u-pec.fr indicando tu apellido, nombre, actividad (académico, investigador, estudiante, jubilado, etc.) y paí­s. Las firmas colectivas (partido polí­tico, sindicato, asociación, colectivo) también son bienvenidas.

Siéntete libre, por supuesto, de hacer circular esta llamada a su alrededor, recordando la dirección pol@u-pec.fr donde puede enviar las firmas.

Tan pronto como se haya alcanzado un número suficiente de signatarios en todo el mundo, las y los convocantes se pondrán en contacto contigo para construir los siguientes pasos juntos.

Esperando tu respuesta, y esperando contarle pronto entre los miembros de esta red.

 

CIENCIA PARA TODOS NO POR DINERO

En todo el mundo, la Educación Superior y la Investigación están sometidas actualmente a la doctrina de choque del neoliberalismo, donde el conocimiento se percibe como una mera forma de mejorar la competitividad de la economía, como una posible fuente de beneficios y como una herramienta de control para los gobiernos. Esta agenda neoliberal de la ciencia se implementa a través de un nuevo modo de gestión pública en el que los estudiantes, profesores e investigadores deben convertirse en emprendedores de su capital cognitivo y de su reputación. Lejos de los ideales cooperativos de la ciencia y la educación, las universidades y las instituciones de investigación se manejan como empresas, compitiendo entre sí para atraer a los “mejores” estudiantes e investigadores. Los grupos de investigación y los cuerpos colectivos de trabajo son aplastados casi sistemáticamente. Se supone que los administradores de la ciencia deben buscar fondos y subvenciones para emplear a una masa cada vez mayor de personal precario, cuyos bajos salarios contrastan con los ingresos cada vez más altos de una nueva élite gerencial encarnada en los
presidentes o vicecancilleres de las universidades. El sufrimiento en el trabajo afecta a la mayoría del nuevo proletariado intelectual. Por otro lado, la locura de la evaluación, la presión para “publicar o perecer” y la privatización de la publicación científica conducen a un número creciente de publicaciones, lo que amenaza tanto la calidad de la investigación como la transmisión abierta del conocimiento. Esta guerra material, en la que la austeridad va de la mano de la privatización, está acompañada de una guerra ideológica orwelliana en la que las palabras, escritas en un lenguaje pobre y mentiroso, pierden su significado. El deseo de reconocimiento de cada uno conduciendo a la servidumbre de todos, los valores de la competencia y el utilitarismo están ganando terreno en nuestras comunidades científicas, donde los individuos están cada vez más aislados y temen ser excluidos del juego.

Afortunadamente, han surgido resistencias, tanto en los países en los que la aplicación de estas políticas era la más desarrollada (tal como Gran Bretaña o Chile) como en aquellos donde no lo están tanto (Francia, Alemania o Canadá, especialmente la región de Quebec). En todas partes, las movilizaciones proponen alternativas a estas políticas neoliberales, muy próximas entre sí, tanto en términos de valores como de medidas concretas. Lo más importante es que todos compartimos la opinión de que el conocimiento forma parte del patrimonio común de la humanidad y que su valor depende de que se comparta con el mayor número posible de personas. Los otros componentes de la alternativa a la ciencia neoliberal provienen de este principio.

Primero, la universidad debe ser libre. Pero la lucha por la abolición efectiva de los derechos de matrícula exige también que se reconozca a los estudiantes el derecho
a una asignación financiera sustancial que les garantice su autonomía, ofreciéndoles los medios para ocuparse de la manutención y el alojamiento y el tiempo libre para estudiar.

En segundo lugar, los profesores y los investigadores no sólo deben tener salarios y pensiones decentes, sino que también se les deben conceder puestos plenos con fuertes garantías de independencia. Esta es una condición necesaria si queremos evitar conflictos de intereses entre la educación, la ciencia y los poderes del dinero y la política.

También deben beneficiarse de créditos a largo plazo, sin tener que dedicar gran parte de su tiempo a solicitar un número cada vez mayor de subvenciones y proyectos a través de procedimientos burocráticos espantosos ni tener que justificar constantemente el uso científico de los fondos que se les asignan. Sólo a este precio podrán reivindicar su derecho al tiempo, sin el cual no es posible ningún progreso intelectual real, ninguna ciencia libre y ninguna educación libre, sólida y coherente.

Por último, la democracia debe estar en el centro de las universidades y las instituciones de investigación. El debate crítico con los ciudadanos y la colegialidad de las decisiones deben sustituir a la gestión de arriba hacia abajo procedente de burócratas celosos e incompetentes interesados únicamente en estimular la competición y la llamada “excelencia”.

La emergencia social y ecológica a la que se enfrenta actualmente todo el mundo representa un interés general común que debería impulsarnos a unirnos si queremos hacer frente a todos estos retos. Ahora es necesario un desarrollo masivo del conocimiento científico para garantizar la transición ecológica de nuestras sociedades y escapar de la catástrofe que se avecina. La inversión pública, que tiene que ascender al 3% del PIB de las naciones, debe dedicarse a los servicios públicos de investigación y educación superior. También tenemos que contraatacar de manera
organizada: es hora de construir una alternativa global en la que académicos y científicos, estudiantes y ciudadanos defiendan los tres pilares de la educación superior y la investigación gratuitas: independencia de la producción científica e intelectual, crítica libre y transmisión ilimitada del conocimiento.

Nosotros, los firmantes de este llamamiento, miembros de la comunidad académica y de investigación o del movimiento social en su conjunto, venimos de todas partes del mundo. Nos comprometemos juntos a promover los valores de la crítica, la colegialidad y la cooperación en la ciencia y la academia. Defendemos universidades e instituciones de investigación bien dotadas y libres de intereses privados. Luchamos contra las precarias condiciones de trabajo y promovemos un sistema alternativo de publicación científica en el que el conocimiento es libre y abierto. Pedimos la constitución de una red de solidaridad internacional y del desarrollo del conocimiento para todos.
Septiembre 2018

Lista de los primeros signatarios
Abraham Yves-Marie (Canadá), Akbulut Bengi (Canadá), Allouch Annabelle (Francia), Beaude Pierre (Canadá), Perro Pastor Mauricio (Argentina), Bissonnette JeanFrançois (Canadá), Bitoun Jan (Brasil), Bitoun Pierre (Francia), Davi Hendrik (Francia), Dávila Jorge (Venezuela), Deneault Alain (Canadá), Doralice Maia (Brasil), Durand Folco Jonathan (Canadá), Escamez Sacha (Suecia), Ferrand Laure (Francia), Fonseca Paulo (Brasil), Girard Charlotte (Francia), Guay Charles (Canadá), Guay Emanuel (Canadá), Harari-Kermadec Hugo (Francia), Hawes Gustavo (Chile), Kish
Kaitlin (Canadá), Laurin-Lamothe Audrey (Canadá), Martin Eric (Canadá), MignotGérard Stéphanie (Francia), Modicom Pierre-Yves (Francia), Moysés Arlete (Brasil), Nunes Geraldo (Brasil), Pol Patricia (Francia), Rodriguez Juan Manuel (España),  Roque Alain (Francia), Rubin Sabine (Francia), Saint-Martin Arnaud (Francia), Slaughter Sheila (Estados Unidos), Sondarjee Maïka (Canadá), Sposito Maria Encarnação (Brasil), Theurillat-Cloutier Arnaud (Canadá), Tremblay-Boily Guillaume (Canadá), Tremblay-Pepin Simon (Canadá), Würmann Carsten (Alemania), ZagaMéndez Alejandra (Canadá), Zúñiga Mónica (Costa Rica)

De la universidad a la pluriversidad y a la subversidad

Os dejemos la conferencia “Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Para continuar y profundizar el Manifiesto de 1918” desarrollada por Boaventura de Sousa Santos, en la III Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018) en Córdoba (Argentina) ayer 11 de Junio de 2018 .

 

La universidad hoy sufre ataques por el neoliberalismo, principalmente por tres razones: a) por constituir un reducto de pensamiento crítico (y de resistencia); b) por su capacidad para el análisis del pasado y del futuro, frente a una ideología instalada en el final de la historia y el “eterno presente”; c) porque las universidades se conforman en base a proyectos nacionales instalados sobre principios de solidaridad y bien común que se proyectan luego internacionalmente en un contexto que es antagónico con la mercantilización del servicio y la creación de franquicias en el capitalismo académico.

También se alerta respecto del establecimiento de los rankings  que utilizando la cuantificación como medida de la calidad universitaria, acaban por convertir el conocimiento en pura “mercancía“. El actual sistema de mediciones y evaluaciones dejan afuera la mayor parte de lo que constituye el mundo y la vivencia universitaria, los afectos, las relaciones intergeneracionales, las fiestas y varios etcéteras, convirtiéndose en “inútiles” a la hora de contabilizar las múltiples potencialidades del ámbito.

Finalizó su charla ofreciendo los conceptos de pluriversidad y subversidad que pueden constituirse en elementos para la radical defensa del conocimiento libre y la universidad de todos en la lucha contra la triple opresión del capitalismo, el colonialismo y el patriarcado (o heteropatriarcado).

Fuente utilizada: Javier Tolcachie, investigador perteneciente al Centro Mundial de Estudios Humanistas, organismo del Movimiento Humanista (https://www.pressenza.com/es/2018/06/con-fuerte-tono-latinoamericanista-comenzo-la-iii-conferencia-regional-de-educacion-superior/)

Os adjuntamos el vídeo del acto inaugural de CRES 2018. La conferencia de Sousa Santos da comienzo en 3:19:17

 

Uni-Digna presente en la Universidad de Santiago de Compostela

Compañeros y compañeras  han estado visibilizando e informando del trabajo que estamos realizando el colectivo Uni-Digna en el Simposio Conectando Redes. La relación entre la investigación y la práctica educativa (http://conectandoredes.reunid.eu/), celebrado en la Universidad de Santiago de Compostela los días 7 y 8 de Junio.

 

Un negocio redondo-(el de las publicaciones científicas)

Dejamos a continuación un texto de Koldo Sáez de Bikuña Salinas publicado en www.eldiario.es (31/05/2018), se puede leer en https://www.eldiario.es/tribunaabierta/negocio-redondo_6_776282387.html

En el artículo se nos plantea cómo funciona el modelo de las editoriales científicas y por qué  se ha convertido en hegemónico, siendo avalada e incentivada desde instancias políticas administrativo-gubernamentales, ya sean éstas a nivel local, estatal o supranacional. Además de explicarnos cómo ha evolucionado el campo de las publicaciones científicas el autor analiza cómo se ha producido un auténtico expolio de la producción científica que pasa a manos de grandes multinacionales que aumentan exponencialmente su tasa de beneficio a costa del erario público.

En la última parte del trabajo se plantea algo que nos parece a todas luces relevante: el cambio en la propia forma de hacer ciencia que está provocando este oligopolio empresarial en torno a la producción investigadora, académica y/o profesional. Os animamos a leerlo.

 

 

La universidad comprometida

En esto días estamos constatando que la universidad pública española no se encuentra callada ni resignada frente a las políticas de racionalización del gasto público implementadas con los gobiernos neoliberales que consideran el espacio universitario como un laboratorio desde el que también aplicar los postulados del gerencialismo empresarial, el aumento de la tasa de beneficio vía mercantilización de los servicios y  la precariedad laboral como elemento estructural (como bien han mostrado estos días las movilizaciones del profesorado interino, contratado y ayudante doctor en las universidades andaluzas)

En esta línea de una universidad comprometida por la que apostamos desde el colectivo Uni-Digna os dejamos el libro de Vicente Manzano “La Universidad comprometida” (http://publicaciones.hegoa.ehu.es/uploads/pdfs/212/Univ_comprometida.pdf?1488539747)

¿Que se entiende por “servicio” de la universidad a la sociedad? ¿En que parte de la sociedad se está pensando? ¿Qué concreción de la universidad se tiene en mente?. La universidad se encuentra hoy más presionada que nunca, tanto por el ímpetu del modelo mercantilista, como por el clamor de una sociedad desposeída. Por ello, su cualidad de institución constructora de conocimiento relevante se transforma hoy en una oportunidad histórica.

A través de una extensa revisión de trabajos previos sobre diversos tópicos implicados en el ejercicio propositivo, el autor define, detalla y argumenta cuál es su apuesta por la concreción de los tres términos implicados (universidad, servicio y sociedad) diseñando una institución comprometida con el ideal liberador del bien común.

 

Top